abril 07 , 2015

      Un lugar llamado Paraiso

      Relax
      Ya estamos de vuelta. Aunque hayan sido sólo unos días de vacaciones, lo cierto es que este pequeño paréntesis ha sido fantástico para recargar las pilas. No me había dado cuenta de lo que necesitaba desconectar de la ciudad y tomarme un descanso hasta que llegué a mi paraíso particular. Unos días para respirar aire puro, dormir sin despertadores y vivir sin relojes.
      Good night
      He de ser sincera, he aprovechado para dedicarme un poco de tiempo a mí misma. He dado paseos por la playa, (que por cierto es un ejercicio genial para tonificar las piernas), mientras disfrutaba de unas vistas maravillosas. La verdad es que me da muchísima envidia la gente que vive todo el año en ciudades con mar y puede disfrutar de este lujazo a diario.
      Huevos de Pascua
      Pero sobre todo han sido unos días en familia. El mayor tesoro de mi vida son mis hijos, imagino que como para cualquier madre, y por supuesto mi marido. Por eso, siempre que tenemos tiempo libre intento disfrutarlo todos juntos. También me gusta sentarme a jugar con ellos. Estos días, por ejemplo, aproveché para enseñar a los más pequeños a pintar huevos de Pascua, mientras que disfruté de conversaciones junto a la chimenea con los mayores que poco a poco ya se hacen adultos.
      ¡Ojalá pudiésemos vivir siempre de vacaciones!
      Good night 2
      Cuando hemos llegado a casa, entre el cansancio del viaje y la primavera que ya por fin está aquí, me daba la sensación de que hubiese pasado mucho más tiempo desde que salimos de Madrid. No obstante, es el momento de volver al trabajo: son muchos los proyectos que me esperan estos meses y estoy deseando embarcarme en todos ellos.
      ¿Vosotros habéis podido relajaros esta semana?
      Un beso, MAR