abril 03 , 2019

      Disfrutando de los últimos días de nieve

      La semana pasada pensamos que la primavera había venido para quedarse con esas temperaturas tan agradables a las que ya nos habíamos acostumbrado, pero a partir de hoy parece que se acaba en sueño y todavía nos queda algo de frío y lluvias por delante. Pero no todo es malo, para los amantes de los deportes de nieve como yo, todavía estamos a tiempo de disfrutar los últimos días del año en las estaciones de esquí que siguen abiertas.

      Hacer una escapa para practicar esquí es uno de mis planes favoritos, tanto en familia como con amigos, ¡o todos juntos! Suelo aprovechar muchos fines de semana para hacer uno de estos viajes a alguna estación cerca de Madrid, como Formigal, en el maravilloso pirineo aragonés. Es muy accesible cogiendo un tres hasta Huesca y luego solo en una hora estás ya en la estación, y si os gustan los viajes en coche, también es una buena opción aunque tengas pocos días.

      Esta estación pertenece al grupo Aramón, que tiene otras tres estaciones: Panticosa, que se encuentra en el mismo Valle del Tena y a la que puedes acceder con el mismo forfait; la estación de Cerler, en el cercano Valle de Benasque; y la de Javalambre-Valdelinares. ¡Entre todas suman un total 289 kilómetros de pistas! O lo que es lo mismo, el sueño de todo amante de los deportes de invierno.

      En Formigal, que es la que yo más frecuento – de hecho estuve este fin de semana –hay zonas específicas para todo tipo de esquiadores. A mi me gusta disfrutar de todas las pistas que puedo, pero la zona de Izas es la que más me divierte. Tiene un jardín de nieve donde los más pequeños pueden empezar a familiarizarse con ella antes de pasar a la escuela de esquí también disponible donde se acabarán enamorando de este deporte, y para los mayores, también nos viene bien para mejorar nuestra técnica, además cuentan con unos profesores estupendos, ¡os lo digo por experiencia!

      Pero no hay nada mejor que rematar un día practicando deporte al aire libre como pasarse por Marchica a disfrutar de uno de los conciertos que suele organizar en este local por las tardes y donde siempre acabas bailando hasta con las botas de esquiar. Este fin de semana estuvo el grupo Taburete y fue todo un éxito.

      Cuando voy suelo alojarme en uno de los hoteles de Formigal, pero también hay muchas alternativas en los pueblos de alrededor como Sallent de Gállego, un lugar precisos que además tiene una oferta gastronómica increíble.

      Así que ya sabéis, todavía estáis a tiempo de disfrutar de este deporte, que además de ser perfecto para ponernos en buena forma, es siempre un planazo familiar. Si queréis más información sobre estas estaciones podéis consultar en su web: https://www.aramon.com/

      Un beso,

      MAR