marzo 19 , 2020

      Joyas que no pasan de moda

      Estamos viviendo la situación más excepcional de nuestras vidas, nadie nunca imaginó que podíamos pasar por algo así, además a nivel mundial, por ello es momento de demostrar lo que valemos como sociedad y nuestra solidaridad como individuos para cuidarnos los unos a los otros. Por eso #yomequedoencasa. Pero eso no significa que no siga trabajando, haciendo ejercicio o disfrutando de mi familia y de los momentos de ocio juntos. No sabemos cuánto nos queda por delante, pero debemos mentalizarnos para que sea más de lo que pensamos, así que debemos establecer nuevas rutinas y hábitos para que nuestra mente y nuestro cuerpo pase estas semanas de la mejor forma posible.

      Probablemente la mayoría de vosotros estáis trabajando desde casa, así que el tiempo libre durante estos días sigue siendo el mismo, aunque debemos ocuparlo de otra forma. Quizá el mayor reto de esta situación será durante el fin de semana, cuando no salir de casa es complicado para todos los miembros de la familia.

      Podemos tomarlo como un tiempo extra en casa que nos permite realizar tareas que siempre postergamos por pereza o porque siempre hay un plan mejor, pero en este caso, lo que necesitamos es llenar el tiempo. Una de las que veo que se apunta más gente es esa revisión de armarios que todos tenemos pendientes. Y la verdad es que puede ser más divertido de lo que parece en un principio. Porque en cuanto empiezan a salir prendas que tenías olvidadas que al mismo tiempo están llenas de recuerdos es como hacer un viaje al pasado maravilloso.

      A través de estas prendas puedes rememorar esas ocasiones donde te las pusiste. Ese vestido que no dejaste de ponerte todo un verano, el abrigo de moda del invierno de hace años, un gorro que te encantaba y que ahora no te pondrías ni loca…. Puedes experimentar mil sensaciones rebuscando en tu armario. Y también, por supuesto, puedes encontrar joyas escondidas que guardaste con cariño porque sabes que son prendas atemporales y únicas.

      En mi caso, la mayor joya de mi armario es, sin duda, un bolso joya de carey que me dejó mi madre y que previamente le había regalado a ella mi abuela, así que su valor sentimental lo convierte en la pieza más especial de mi armario. Aunque también tengo alguna otra joya más frívola, como un precioso Little black dress que me acompaña desde hace años J.

      En MFM también tenemos nuestras joyas, para mi, la más importante es este saco que hicieron las artesanas de Colombia en Cartagena de Indias con las que trabajé en el proyecto Fashion 4 Development. Es una pieza muy especial porque me recuerda al origen de la marca cuyo objetivo era ayudar a la formación de estas maravillosas artesanas de una de las ciudades más bonitas del mundo.

      Si queréis echar un vistazo a nuestra tienda seguimos atendiéndoos tanto en la web como en las redes sociales.

      Un abrazo y mucho ánimo

      MAR