Volver a la rutina y no morir en el intento

      Las cosas buenas siempre tardan en llegar pero en cambio pasan muy rápido, ¿verdad? Parece que va llegando el final del verano y que las vacaciones, para muchos de nosotros- aquí me incluyo-, solo quedan en nuestra memoria…pero también en nuestros teléfonos móviles. Una de las cosas buenas de ir con el smartphone a todas partes es que lo vamos fotografiando todo. A mi me encanta, algunas noches en el sofá, coger el móvil y revisar lo bien que me lo he pasado y cómo he disfrutado cada segundo de las vacaciones.

      Si lo hemos pasado como si fuera un paseo por un puente, en este momento estaremos como en esta imagen… disfrutando de las vistas del camino y con la mirada al frente para encarar el otoño.
      ¿Quién está listo? Para que la vuelta no sea tan dura, yo siempre recomiendo hacerlo poco a poco. Por ejemplo, no os incorporéis al trabajo al día siguiente nada más volver de vacaciones. Si podéis, planificaros para dejaros un día de relax con el objetivo de poner la mente y el cuerpo a punto. También es importante plantearse objetivos a corto plazo, en todos los ámbitos: personal y profesional. No hay nada mejor que salir el primer día de trabajar y tomarse algo con los compañeros, ir al parque con los niños o salir a practicar algo de deporte.

      Otra de mis recomendaciones, por si os ayuda, es buscar ilusiones y nuevas motivaciones. Quizá podéis centraros en algo que no conseguisteis en el curso pasado e ir a por ello. Si le ponéis ganas, seguro que alcanzáis lo que os propongáis.


      Y cuando recordemos los mejores momentos del verano, lejos de dejarnos llevar por la nostalgia, transformémosla en energía para seguir con el día a día y afrontar lo que venga de una forma positiva.

      Y vosotros, ¿cómo hacéis frente a la vuelta a la rutina?

      ¡Feliz miércoles!

      Un beso, MAR

      • Comentarios ( 0 )

      • Deja un comentario

      Your email address will not be published. Required fields are marked *